Una alternativa que surge para aquellos que no les gusta hacer horas y horas de aeróbicos es el entrenamiento por intervalos. Hoy hablaremos del HIIT (siglas en inglés para High Intensity Interval Training, o entrenamiento por intervalos de alta intensidad). El HIIT es una técnica de entrenamiento muy efectiva utilizada para quemar grasa corporal, aumentar la velocidad, aumentar el VO2 Max, y lo mejor de todo: una sesión requiere solamente de 20 minutos.

¿Cómo funciona el entrenamiento por intervalos?

HIIT es una estrategia de ejercicio diseñada para mejorar la performance en sesiones de entrenamiento cortas. Es una forma de cardio beneficiosa para quemar grasa en un entrenamiento intenso pero corto. Las sesiones de este tipo de entrenamiento por intervalos varían entre los 15 y los 30 minutos. Las mayorías de las sesiones tienen un radio de 2 a 1. Por ejemplo, para correr, una sesión constaría por ejemplo de 60 segundos de un trote suave y luego un sprint de 30 segundos.

¿Cómo sería una sesión de este entrenamiento por intervalos?

1. Elige un ejercicio cardiovascular: correr, nadar, cinta, máquina elíptica, etc.

2. Determina tu Frecuencia Cardíaca Máxima

3. Utiliza un monitor cardíaco (opcional)

4. Asegúrate de calentar bien y de romper unas gotitas de transpiración antes de empezar (esto es válido para cualquier tipo de ejercicios que hagas)

5. Ahora empieza el ejercicio cardiovascular al 75% de tu frecuencia cardíaca máxima durante 30 segundos, luego reduce la intensidad a un ritmo bastante lento, durante 90 segundos.

6. Repite el paso 5 aumentando la intensidad otra vez. Completa un total de 3 a 7 intervalos en total. Te sorprenderás de los resultados.

¿Puede un principiante realizar HIIT?

No es lo recomendado, especialmente si has sido una persona sedentaria durante mucho tiempo. Sin embargo, si quieres hacerlo, la intensidad debería ser mínima.

¿Es el entrenamiento por intervalos para cualquiera?

Este tipo de entrenamiento es muy intenso y claramente deberías consultar con un profesional antes de realizarlo. Asegúrate de consumir proteínas y carbohidratos luego de ejercitarte para ayudar a recuperarte.

Conclusión sobre el HIIT

El entrenamiento por intervalos intensivo es una muy buena manera de reducir la duración del ejercicio y acelerar la quema de grasas. Una de las claves del HIIT es que no permite que el cuerpo se adapte al ejercicio por el cambio de intensidad y duración del ejercicio. Es una manera muy eficiente de completar tus sesiones de cardio si tienes una experiencia intermedia o avanzada en el entrenamiento.