Respirar bien es un aspecto importante para correr. Muchos piensan que correr es principalmente una actividad de piernas con un poco de asistencia de los brazos. Sin embargo el sistema respiratorio juega un rol fundamental en el desempeño de la actividad. Básicamente, quienes respiran mejor pueden correr mejor y por más tiempo.

Cuando corres te quedas sin aliento, y eso es algo normal y natural. Tu cuerpo funciona a base de oxígeno y cuando comienzas a ejercitarte, como cuando corres, andas en bici o cualquier otra actividad física, tu músculos necesitan más oxígeno. El cuerpo satisface esa necesidad por medio de la sangre. Los pulmones trabajan más duro para absorber ese oxígeno y el resultado es que te quedas son aliento.

La clave es que puedas correr a un ritmo que no te deje sin aliento, a un ritmo que puedas respirar sin dificultades. El simple truco de hablar para saber si tu ritmo es el apropiado es suficiente. Si no puedes hacerlo entonces lo más probable es que estés yendo demasiado rápido.

¿Por qué respirar bien es importante para correr?

 

Tener un buen patrón de respiracion cuando corres definitivamente te volverá un corredor más eficiente. Podrás recorrer distancias más largas si aprendes a respirar bien. Tu cuerpo será más eficiente al conseguir oxígeno para tus músculos, lo que te ayudará a aumentar tu resistencia. Además, al tener un buen ritmo respiratorio, el correr o los deportes que en los que se corre mucho se vuelve una tarea mucho más cómoda.

Uno pensaría que optimizar la respiración es una tarea complicada, pero no lo es en absoluto, estos son algunos pasos simples para desarrollar tu propio ritmo respiratorio al correr:

- Respira por la boca. Cuando corres típicamente respiras por la boca porque eso permite la entrada de más oxígeno, y la salida de más dióxido de carbono. Si lo haces por la nariz, tus músculos faciales se contraerán y tenderás a hacer crujir la mandíbula. Si al respirar por la boca todavía sientes que te quedas sin aliento, entonces baja un poco el ritmo.

- Utiliza más el aire de tu estómago. Respira desde tu panza o tu diafragma, no de tu pecho.

- Respiraciones cortas y superficiales. Tu respiración debería ser corta y superficial. No querrás hacer respiraciones profundas con cada inhalación o de otro modo no serás capaz de correr muy lejos. Sin embargo, un truco que siempre funciona cuando te estás quedando sin aliento es hacer una inhalación profunda. Esto te devolverá la respiración.

- Se consciente de tu manera de respirar. Esto es muy importante. Si sientes que tu respiracion es pesada cuando corres, sea cual sea el ritmo que lleves, entonces estás ejercitándote demasiado rápido o demasiado intenso para tu condición actual.

Respirar apropiadamente es tan vital para reducir el estrés y promover la vitalidad física que todo el mundo debería practicarlo. Es un conocimiento simple y elemental que, bien desarrollado, te mantendrá sano y en forma por mucho tiempo. Aprender a respirar bien al correr tal vez no sea una tarea fácil, pero no dejes de practicarlo. Porque los resultados de una buena respiración no sólo en los deportes sino en la vida diaria son increíbles. Pregúntale a una persona que hace yoga desde hace tiempo y te lo dirá . . .