Si estás pensando seriamente en salir a correr, en ponerte de una vez por todas y para siempre ne buena forma y darle a tu cuerpo el respeto que se merece tengo estos siete consejos que te van a servir para comenzar a toda marcha…

Primero, buenas zapatillas

 

Es lo más importante de todo. Créeme, cuando comencé a salir a correr lo hacía con unas zapatillas muy chatitas que lo único que hacían era causarme dolor. Una vez que me compré zapatillas específicas para salir a correr, todo fue mucho más fácil. Así que si vas a salir a correr ve a una tienda, cómprate ropa adecuada, es decir ropa de fitness, y un buen par de zapatillas running. Te garantizo que no vas a gastar más de 50 dólares en un modelo que haga lo que le pides, que te cuide el pie y las articulaciones.

Dos. Comienza de a poco

 

Ni se te ocurra correr una maratón de 42 kilómetros el primer día. Comienza lento. Un buen ejemplo serían 15 minutos si hace mucho que no te ejercitas, y de 20 a 30 si ya hacías alguna forma de ejercicio o practicabas algún deporte. Gradualmente comienza a correr más tiempo, más distancia, más distancia en menos tiempo y así. Al finalizar corre unos cinco minutos muy lento para permitirle a tu corazón que baje de a poco las pulsaciones.

Tres. Estira

 

Nunca te vayas a tu casa sin estirar, o en todo caso estira en tu casa. Si estiras no te dolerá nada al día siguiente, y te evitarás lesiones y endurecimiento. No hay nada que no sea bueno en estirar, y hay mucho de malo en no hacerlo, así que hazlo. No te cuesta nada, solo cinco minutos.

Cuatro. En la calle y en tu casa

 

No te limites, no achiques tus opciones. Corre distintas rutas, en distintos lugares. Al aire libre, en el parque, en una pista, en una ruta que te agrade. Corre sobre una cinta de correr en el gimnasio o cómprate una para seguir corriendo en el invierno. Es una cuestión de gustos y preferencias, pero si es posible una complementa a la otra.

Cinco. Bebe agua

 

Lleva una botella de agua o un camelback si te molesta una botella de agua en la mano. Mantente hidratado y toma de a sorbos, no te ahogues con el agua, la idea es mantenerte hidratado durante el ejercicio. Eso además te dará más resistencia.

Seis. Música

 

No hay nada más lindo para mi que calzarme los auriculares y salir a correr motivado por la música que selecciono. Un celular, un reproductor de mp3, un gadget específico para salir a correr, todo sirve. Correr no tiene por qué ser aburrido, de hecho no lo es, y la música es un buen condimento.

Siete. Descansa

 

Una de las partes más olvidadas del ejercicio es descansar. Tu cuerpo, tus piernas, tu sistema cardiovascular necesita descansar, sanar y recuperarse. Es en ese periodo en que tus piernas se desarrollan por ejemplo. Asegúrate de planificar tus salidas a correr de manera tal que el descanso sea parte de ellas. Puedes hacerlo día por medio (complementando con otra forma de ejercicio) o puedes hacerlo cinco de siete días, etc.

Si te has decidido a comenzar, por favor cuéntame tu experiencia en los comentarios.

 Te hace falta un entrenador que saque lo mejor de ti con rutinas seguras y efectivas, y también seguimiento de tu progreso y motivación? Obtén uno >>aquí<<