Bien sabido es que las comidas pre y post entrenamiento son las que dictarán la efectividad de tus esfuerzos en el gimnasio. La comida previa importa porque luego serás capaz de dar todo en el gimnasio y te asegura que no te quedes sin energía a la mitad de la rutina. Si comienzas tus sesiones poco preparado, los resultados serán pobres. La comida posterior al entrenamiento es la oportunidad de reponer tu cuerpo y de acelerar tus resultados, entre otras cosas.

Pero antes de ir al gimnasio necesitas darle a tu cuerpo los nutrientes correctos para que de lo mejor de si. Tu comida previa al entrenamiento es tan importante que debería planificarse para que haga exactamente eso. Vendría a ser como el combustible y la preparación previa a una carrera de autos o de motos, para que te des una idea de su importancia.

El objetivo con tu comida pre-entrenamiento es asegurarte que estés en tu mejor momento, en el momento óptimo para comenzar a entrenar, y también para darte un flujo de energía constante durante el entrenamiento.

Pero como parte de la comida hay que decir que tienes que estar debidamente hidratado así que asegúrate de beber la suficiente cantidad de agua todo el día antes, durante y después de entrenar. Incluso si recién te levantas bebe unos vasos de agua apenas te levantes….

Qué comer y a qué hora va la comida pre entrenamiento

Tu comida pre entrenamiento no es inmediatamente antes de entrenar. Tu comida debería ser como mucho 45 minutos antes de ponerte a entrenar, una hora es lo ideal para que lo que comiste se asiente.

Luego hay dos componentes, macronutrientes para hablar con más propiedad, que tiene que tener tu comida previa…

Proteína

 

Comer la suficiente cantidad de proteína dejará a tu cuerpo en un estado anabólico que evitará la descomposición y la utilización de músculo como fuente de energía. 30 gramos, un poco más o un poco menos está más que bien. Si lo haces con comida puede ser un huevo hervido o un vaso de leche, incluso un poco de pechuga de pollo. Si es con suplementos que en lo posible sea proteína whey y/o caseína.

La proteína de calidad es importante porque prevendrá que se utilice el músculo como combustible, es decir, prevendrá su catabolización. Pero la proteína es solo una parte de la comida pre entrenamiento, también tienes que consumir…

Carbohidratos

 

La otra parte de una comida efectiva previa al ejercicio es consumir carbohidratos de calidad, carbohidratos de liberación de energía lenta para que esa energía dure toda la sesión.

Esto es así, si comes harinas y azúcares tendrás un pico de energía, te sentirás una bestia que puede con todo, y esa sensación solo durará cinco minutos. Pero por el contrario, si comes avena, batata, cereales, etc, notarás que tal vez no tengas esa explosión pero al momento de levantar las pesas o de correr a toda marcha no te agotarás y sentirás que puedes entrenar el tiempo que dura la sesión sin problemas.

Buenas opciones de carbohidratos son el yogurt natural reducido en grasa, leche descremada (que además contiene proteínas de calidad), pan de trigo, la avena. Son todas opciones de carbohidratos con índice glicémico bajo que libera su energía gradual y progresivamente sin los famosos “picos de azúcar”.

Para terminar hay que decir que la comida pre-entrenamiento no debería ser tan grande que no puedas moverte, pero tampoco es una comida para saltearse ya que si lo haces notarás la diferencia en tu entrenamiento y además corres el riesgo de perder músculo.

Consigue más de 150 recetas para quemar grasa y tener mucha energía entrenando
y a lo largo del día >>aquí<<