Vamos a poner la respuesta al principio de todo. Lisa y llanamente porque es uno de los ejercicios más completos para todo el cuerpo que quema MONTONES de calorías por cada minuto que te pases saltando, incluso más que otras formas de ejercicio que te mostraré abajo. Todo lo que necesitas es una soga y un poco de lugar. Lo demás es esperar los resultados…

Saltar la soga a un ritmo vigoroso moderado durante diez minutos produce los mismos beneficios que pedalear más de 3 kilómetros en 6 minutos, que hacer jogging durante media hora, que correr 1,5 kilómetros en 10 minutos, que jugar dos sets de tenis. Saltar la soga durante una hora, si te animas a hacerlo, puede quemar más de 700 calorías.

Las razones por las que tienes que saltar la soga

 

La primera es que con la soga ejercitas todo el cuerpo. Al saltar la soga todo tu cuerpo se pone en movimiento, tu tren superior se mueve entero al hacer girar la soga, tu sistema cardiovascular se ejercita (tu corazón y tus pulmones trabajan más), los saltos ejercitan tus abdominales, y ni hablar de las piernas que estarán constantemente saltando. En un solo movimiento de salto tienes un ejercicio para todas partes, pero además mejora y desarrolla la velocidad, la agilidad, el equilibrio, la coordinación, la densidad ósea.

La segunda es que se puede hacer en donde sea, y sin importar el clima. Puedes hacerlo al aire libre, o en tu habitación, en el living, en una habitación de hotel si viajas, puede hacerse en el patio, bajo techo siempre que el techo sea lo suficientemente alto. La soga se puede llevar a todas partes y no ocupa espacio. Ya no tienes que preocuparte por las inclemencias del tiempo, si está lloviendo o está nevando. Simplemente estiras la soga y saltas en la galería, en tu dormitorio, hasta en la oficina si lo deseas.

Otra ventaja muy poderosa es que no se necesita experiencia de ningún tipo. Esto es así, si puedes saltar, entonces puedes saltar la soga. No se requieren habilidades de ningún tipo. De hecho cuando comencé a saltar yo lo primero que pensé fue que este no era el ejercicio para mi ¡cualquier niño en la calle podía saltar mejor que yo! Pero en la medida que seguía iba mejorando el ritmo, el tiempo correcto y la coordinación ente movimiento de manos y salto para hacerlo más rápido, luego aprendí a cruzar la soga, a sacarla hacia los costados y todo se volvió más divertido. Así que toma mi consejo, todo lo que tienes que saber es despegar tu cuerpo del suelo unos cuantos centímetros, y tener voluntad de aprender.

Personalmente me parece uno de los ejercicios más económicos que existe. Solo tienes que comprarte una buena soga, una de esas que es pesada se maneja mejor. Una de marca sale 30 dólares, de los modelos que son de cuero que utilizan los boxeadores por ejemplo, pero con 10 dólares, sí, 10 dólares tienes la posibilidad de una buena soga que tenga peso y te olvidas de todo. Solo saltas sin más.

Yo creo que incluso si haces ejercicio todos los días nunca está de más darle diez minutos a la mañana a una soga de saltar.

Y si resulta que no ves resultados o que quieres hacelerarlos, a lo que ya haces auméntale esos diez minutos diarios de soga y dispararás tus resultados a la estratósfera.

Así que ahora que lo sabes no tienes excusas. Es un ejercicio de diez minutos cuya única inversión son diez dólares ¿qué más quieres? ¿qué esperas?

No sabes cómo entrenar y necesitas dirección y guía para hacer tus ejercicios. Deja que uno de nuestros entrenadores personales online sea tu monitor! Conoce más >>AQUÍ<<