Tener un cuerpo esbelto y definido es el sueño de muchas de  las personas que se entrenan. El hecho de tener un abdomen definido, brazos y piernas musculosos son parte de las fantasías de innumerables adeptos al gym, pero la pregunta es por qué a pesar de muchos “esfuerzos” no pueden cumplirlo…

La respuesta no es tan compleja y tampoco está basada en problemas genéticos ni corporales; simplemente se resume en dedicación. Pero como muchos lo saben o lo piensan, dirigirse a un gimnasio requiere de tiempo que la mayoría no tiene o no quiere disponer. El tema es así, lo estético es solamente una parte de la historia, probablemente la que le des más importancia aunque hay algo todavía más valioso detrás del ejercicio. Creemos aquí en Tu Cuerpo Ideal que si bien la estética es perfectamente válida (de hecho es hasta una consecuencia de entrenarte regularmente), uno ante todo debe pensar en tener una vida buena y saludable. Calidad de vida.

Piensa en esto: sin ejercicio no es posible tener calidad de vida. Por eso y como todo lo que tiene verdadero valor, tu sueño se debe planificar y debes trazarte objetivos precisos pero a la vez funcionales. Por ello lo que queremos es comenzar mostrándote un resumen de lo que obtienes y lo que dejas de padecer, y qué tan poderoso puede ser buscar cumplir el sueño de tener un cuerpo esbelto, fortificado, con entrenamiento dedicado sonante y constante:

Males que eliminas o reduces al hacer ejercicio:

Colesterol
Falta de atención
Tensión arterial
Grasa corporal
Tolerancia a la glucosa
Capacidad funcional disminuida
Estrés …

Beneficios que obtendrás:

Flexibilidad del tronco , piernas y brazos
Resistencia abdominal consistente
Flexibilidad de todas las extremidades
Fuerza y resistencia muscular aumentada
Grasa corporal reducida, mayor definición muscular
Capacidad funcional incrementada por entrenamiento
Estrés en niveles bajos o eliminación total

Al realizar ejercicio esto debe complementarse obligatoriamente con el incremento en la ingestión de líquidos y de comidas saludables, indispensable para desarrollarte de forma sana y mantener una salud idónea para el libre desenvolvimiento cotidiano.