La pérdida de peso y la piel suelta

¿La piel queda suelta cuando sucede la pérdida de peso?

Entonces lo hiciste, finalmente encontraste una dieta y un plan de ejercicios que realmente funcionan, y has comenzado a ver resultados significativos. Ahora que estás en el camino correcto hacia el cuerpo que siempre has querido existe algo más que necesitas considerar ¿qué pasará con toda esa piel extra un vez que la grasa se haya ido?

Si quieres evitar el estilo shar-pei una vez que has logrado la pérdida de peso deseada, los siguientes consejos pueden ayudarte a mejorar la elasticidad de la piel y prevenir que la piel sobre.

1. Pierde peso gradualmente.

Además de no ser saludable, la pérdida de peso rápida no le dá a tu piel la chance de adaptarse a los cambios en tu cuerpo. Al perder peso de manera gradual tu piel es más capaz de mantener el ritmo y disminuir en tamaño.

Los nutricionistas y especialistas recomiendan no perder más de un kilogramo de peso por semana para permitirla a tu cuerpo a que se ajuste a los cambios que se van sucediendo. Haciendo esto no sólo le das a tu piel la posibilidad de seguir el ritmo, sino que será más probable que elimines lo importante (grasa) y que la pérdida de peso sea permanente.

2. Gana musculo

Cuando la pérdida de peso es rápida no sólo pierdes grasa, también pierdes músculo. La pérdida de tejido muscular también puede contribuir a la soltura de la piel. Al hacer ejercicios con pesas como parte de tu rutina puedes agregar tono muscular y prevenir la apariencia de la piel que cuelga.

Como bono adicional recuerda que a mayor masa muscular más calorias quemarás, por lo que ir al gimnasio a hacer pesas te ayudará a que la pérdida de peso sea en menos tiempo.

3. Bebe agua

Mantenerse hidratado es una parte importante de mantenerse sano; hasta la superficie mínima de tu cuerpo necesita agua para funcionar apropiadamente. Tu piel no es la excepción. Sigue la vieja regla de los ocho vasos de agua al día para mantener tu cuerpo y tu piel hidratados y que mantenga su elasticidad natural.

Evita bebidas como el café, el té negro y las bebidas gaseosas, estos productos actúan como diuréticos y pueden ocasionar que deshidrates. Limítate al agua pura para mantener la suavidad y firmeza de tu piel.

4. Asegúrate de comer bien

Si estás tratando de perder peso, conseguir todos los nutrientes es importante para tu éxito general. Necesitas variedad y plenitud de frutas y verduras, proteínas de calidad y granos enteros, y no te olvides de los acidos grasos esenciales que son tan necesarios para la salud del corazón y las funciones cerebrales.

Las grasas sanas que se encuentran en las nueces, semillas, aceite de oliva, avocado y pescado también ayudan a que la piel se ajuste y se mantenga firme y lozana.

5. Evita el efecto yo-yo de las dietas

Existen muchas razones por las que recuperar el peso que se ha perdido no es bueno para ti. El efecto yo-yo de las dietas es peligroso para la salud, y cada vez que se repite el ciclo es más dificl de eliminar el peso.

Tu piel también sufriría por este hábito poco saludable, cada vez que se sube y baja de peso de esta manera la piel pierde su elasticidad.

Por último, existen cientos de productos en el mercado que proclaman que reducen la piel y disminuyen el efecto de la piel que cuelga; desafortunadamente no existe prueba real de que estas cremas y lociones funcionen de verdad.

Tu mejor apuesta es mantenerte en un programa en el que la pérdida de peso sea saludable, lenta pero constante. De otra manera, tu piel te lo hará saber.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One Response to La pérdida de peso y la piel suelta

  1. Alexandro Zamora dice:

    Realmente me encantaron los tips ,me han sido de mucha ayuda, thanks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>