El spinning es un tipo de ejercicio aeróbico que se hace en un tipo de bicicleta estática del estilo de competición, pero que también ayuda a tonificar y a desarrollar tejido muscular, acelerar el metabolismo y quemar grasa. En este tipo de bicicletas te colocas en una posición como de carrera, con el cuerpo inclinado hacia adelante con asientos y manillares ajustables de acuerdo a tu altura, y pedales que puedes ajustar en resistencia.

Una de las maneras de sacarle el máximo provecho a tu entrenamiento aeróbico es añadiendo intensidad en tu rutina ejercicios sobre estas bicis. Aquí van algunas recomendaciones que son mucho más que pedalear por un rato y que pueden sacarle el jugo a ese ejercicio que ya haces.

Añade cuestas sentad@

Realizar cuestas esporádicas o cada determinada cantidad de tiempo en la posición de sentado estimulará todas las partes de tus muslos. Mira este ejemplo

– Comienza sentad@ en tu bicicleta y empieza a pedalear durante dos minutos.
– Luego, lentamente incrementa la resistencia. Hazlo a un ritmo moderado durante otros dos minutos, y aumenta la resistencia otra vez.
– Pedalea por otros dos minutos, sube la resistencia una vez más de manera que esta vez sea bastante complicado completar el giro del pedal.
– Hazlo con esa resistencia por un minuto.
– Libera o afloja la resistencia y recupérate durante otro minuto más.
– Pedalea cinco minutos a un ritmo normal y repite el circuito una vez más.

Intervalos parad@

Los intervalos ejercitan los músculos de los cuádriceps, los femorales, glúteos y pantorrillas.

– Arranca sentad@ con tus brazos descansando en el manillar, pedalea durante dos minutos y ajusta la resistencia a una intensidad moderada.
– Párate sobre la bicicicleta ocho conteos, un conteo es pedalear de un lado y del otro.
– Siéntate, pedalea por ocho conteos más.
– Repite el ciclo de ocho conteos parad@ y ocho conteos sentad@ cuatro veces más.
– Cuando los completes párate otra vez para contrar esta vez por cuatro conteos
– Siéntate por cuatro conteos más.
– Repite cuatro veces y a continuación hazlo por dos conteos al igual que los anteriores (dos parado y dos sentado), pero esta vez para completar un total de ocho veces.
– Saca  la resistencia para que te recuperes durante un minuto y que tu corazón se recupere también.
– Repite el circuito una vez más.

Súper cuestas

Hacer cuestas en la posición de parado en tu bici de spinning estimulará todos los músculos de tus piernas, glúteos y pantorrillas, y hasta tu tren superior.

– Párate y pedalea durante dos minutos al tiempo que gradualmente aumentas la resistencia de la bicicleta. Evita enconrvar la espalda y párate en posición lo más vertical posible.
– Incrementa la resistencia y pedalea por otros dos minutos. Cuando pedalees empuja hacia abajo para estimular todavía más tus piernas.
– Aumenta la resistencia y pedalea por otros dos minutos.
– Vuelve a aumentar la resistencia a una intensidad muy alta y pedalea por otros dos minutos más. El ejercicio debería sentirse bien intenso en este punto.
– Reduce la resistencia, recupérate durante tres minutos en posición sentad@
– Repite el ejercicio una vez más.

No estás obligad@ a hacer todo tal cual dice los diferentes ejercicios, simplemente haz lo que puedas y luego vas mejorando en la medida de tus posibilidades. Luego cuando cualquiera de estos ejercicios te parezca fácil prueba haciendo una ronda de cada ejercicio en un solo entrenamiento.