Para bajar de peso, o para conseguir una mayor definición muscular siempre tiene que haber un déficit calórico, se trata de un requisito esencial. Esto puede hacerse de dos maneras, comiendo menos o quemando más pero como sea, siempre tiene que estar presente el déficit del que hablamos, y si quemamos más de lo que consumimos simplemente estaremos destinados a perder peso, o a conseguir una mayor tonificación.

Aquí te dejo algunos consejos para quemar más calorías…

En el gym, levanta más pesado

No tienes que volverte el increíble hulk, pero al desafiarte ligeramente cada vez que vas a entrenar estimulas tus músculos y eso quema más calorías. Tampoco es que hay que hacer  interminables repeticiones para quemar más calorías, las investigaciones sugieren que 8 repeticiones queman más calorías que 12 por serie. Con solo desafiarte lentamente tu cuerpo sentirá la diferencia, y eso es lo que importa. Simplemente levanta un poco más que antes, con solo levantar un mínimo, ligeramente más pesado que el día anterior y estás en camino.

Utiliza súperseries

Si necesitas un extra de quema de calorías las superseries te darán un boom metabólico que hará el trabajo a la perfección. Simplemente elije dos músculos opuestos, elije un ejercicio para cada uno y entrena los dos músculos a la par. Esto reduce el tiempo de recuperación o mejor dicho lo optimiza ya que estás recuperandote cuando haces el otro ejercicio. Dicho esto las superseries crean un entorno ideal para quemar más calorías cuando entrenas pero especialmente después de que entrenas. Con solo hacerlo con dos músculos ya estás quemando más calorías, pero las superseries pueden hacerse durante toda la sesión si lo deseas. Si nunca lo hiciste comienza lento con un par de músculos, luego ve aumentando.

Intervalos por cardio

En cuestión de quema de calorías el cardio por intervalos es mucho más efectivo que el cardio tradicional. La energía requerida para hacer intervalos es inmensa y la cantidad de energía que seguirás quemando incluso varias horas después de haberlos hecho es un extra. Todo esto a favor tiene un importante punto en contra: es durísimo hacer intervalos, pero vale el esfuerzo.

Música

Nunca subestimes el poder de unos buenos temas que escuches mientras entrenas. Un amigo mío es fanático de Michael Jackson, y soy testigo de su motivación al entrenar, la mía puede ser lo clásico de Nirvana o de Metállica o alguna música electrónica a todo volumen. Como sea, lo hacen los atletas profesionales y les funciona a la perfección. La clave por supuesto no está en la música sino en lo que te inspira y cómo te hace querer entrenar más duro, levantar más pesado o con toda la intensidad que puedas. Incluso hay música específica de fitness que puedes cargar en tu reproductor.

Para ir terminando, sé intens@, o mejor dicho más intens@ de lo que eres actualmente y estarás quemando más calorías. En realidad es así de simple la cuestión. Porque a mayor intensidad haces más esfuerzo, y ese mayor esfuerzo se traduce en más energía que tu cuerpo necesita para realizar la actividad que haces, y esa energía no es otra cosa que el combustible, las calorías (una unidad de energía) que necesitas para llevar a cabo la acción que estás realizando. Incluso barrer con más ganas te hará quemar más calorías. Por lo tanto si quieres quemar más aplica cualquiera de los consejos de aquí arriba y pronto estarás disfrutando de un menor peso y un nivel de vida mucho mejor. Que lo disfrutes.