Las investigaciones muestan que ciertas comidas de repente se vuelven más sanas cuando se comen en combinación unas con otras. Desde espinacas con remolachas hasta vino tinto con manzana, estas son diez súper combinaciones de alimentos para comer sano que impulsan los beneficios de la otra comida que acompañan.

Como comer sano combinando alimentos

¿Por qué el jugo de naranja sabe tan bien con avena? ¿Y qué hace que el aceite de oliva resalte el sabor del tomate? Las respuestas a estas preguntas de combinaciones que solíamos hacer intuitivamente, ahora las tiene la ciencia. Las nuevas evidencias sugieren que ciertas comidas que saben bien juntas también interactúan de formas nutricionalmente positivas. En otras palabras, dos comidas que se comen juntas poseen más beneficios que si se las comiera por separado.

Según esta investigación, estos son diez combos de comidas que maximizan la absorción de los buenos elementos mientras elimina los malos.

1. Espinacas y remolachas

Desde que tengo memoria escucho que la espinaca es una súper comida. Pero según dicen los expertos, los vegetales de hojas oscuras como la espinaca se comen mejor en combinación con otros vegetales con alto contenido de vitamina C como la remolacha, porque la absorción de hierro en los intestinos se mejora por la vitamina C. Los tomates y el pimiento son otra fuente de esta vitamina para aquellos que no les gusta la remolacha.

2. Tomate y Aceite de Oliva

Los griegos consumen estos ingredientes más que cualquiera y tienen una expectativa de vida mayor que la muchos países, aunque pienso que la dieta mediterránea también es responsable de este fenómeno. Los tomates son ricos en un antioxidante que se llama licopeno, que ha probado reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cancer. Pero resulta que el licopeno también ayuda en la absorción de grasas, de hecho la estimula. Entonces, qué mejor oportunidad para hacerse de grasas sanas que comiendo unos tomates salteados en aceite de oliva, o una ensalada de tomate y pimiento con aceite de oliva.

3. Carne vacuna y zanahoria.

Cuando tengas ganas de comer carne, prueba esta combinación que estimulará las funciones inmunes. La vitamina A de la zanahoria se absorbe mejor si se enlaza con alguna proteína. Además, la carne vacuna brinda una buena dosis de zinc, lo que protege contra la debilitación del sistema inmune. Como ves hasta ahora, como comer sano no es ninguna ciencia espacial ¿verdad?

4. Té verde y limón

El té verde es un verdadero líquido milagroso si los hay, contiene mucho antioxidante, acelera el metabolismo y te mantiene hidratado. Cuando se toma con limón, sus beneficios se disparan: tu cuerpo absorberá 13 veces más antioxidantes que cuando se consume sólo.

5. Ajo y pescado

Ambos están hechos el uno para el otro, y cuando se combinan, las propiedades reductoras del colesterol malo de los aceites del pescado y lo amigable del ajo para el corazón y la sangre actúan como un agente anti inflamatorio. Esta combinación es difícil de vencer…

6. Carnes rojas y romero

Mientras que las carnes rojas no son exactamente del grupo de las comidas sanas, es algo tan rico que muchos incluímos este alimento a la hora de comer. Así que dos antioxidantes presentes en el romero pueden llegar a neutralizar los efectos de los radicales libres que se encuentran en la carne. Busca los cortes magros de estas carnes e incluye el romero en todas las que puedas si llevas una dieta bastante carnivora así mitigas sus efectos. Come, pero con moderación.

7. Jugo de naranja y Avena.

Este es el verdadero desayuno de los campeones. Utilizar esta combinación por las mañanas ha demostrado prevenir ataques de corazón y limpiar las arterias DOS veces más efectivo que si consumes cada uno de estos alimentos por separado. Los compuestos orgánicos conocidos como fenoles (ambos lo contienen) estabilizan los niveles de colesterol cuando se los come juntos. Un consejo para comer sano aquí: a menudo la avena instantánea es procesada con azúcares añadidos, sal y colorantes, así que primero lee las etiquetas, y segundo busca la tradicional avena arrollada.

8. Manzanas y vino tinto

Con toda la cantidad de estudios que proclaman los beneficios de salud del vino tino, ahora tienes la excusa perfecta para disfrutarlo, pero junto a una manzana. La manzana contiene un flavonoide anti inflamatorio llamado quercetina, y el vino tinto uno que se llama catequina. Juntos trabajan para prevenir coágulos y mejoran el funcionamiento cardiovascular.

9. Arándanos y uvas

Estas super frutas cargadas con antioxidantes son ideales para un snack o para agregarle a nuestro yogurt. Pero también se ha comprobado que ambas frutas mezcladas tienen en el cuerpo una mayor respuesta a sus antioxidantes que por separado.

10. Frutos secos y semillas, junto a frutas disecadas

Algunos nutricionistas dicen que los frutos secos y las semillas contienen mucha proteína y poca agua (como las frutas disecadas), y que comer todas estas densas comidas a la vez facilitan la digestión. Además son muy ricas juntas.